Qué dulces jovencitas

Quien diga que jugando a videojuegos no se aprende nada, es que no ha jugado a Sweet Fuse. He aquí una ventana incomparable a la psicología y a los deseos de ese grupo social tan interesante que forman las jóvenes adolescentes japonesas, puesta a nuestro alcance en forma de novela gráfica interactiva.

Sigue leyendo

Anuncios