Otra de bichos

Siguiendo con la línea que abrí con la última entrada, ahí va otra de bichos. Después de todo, el tema está de moda ahora que de alguna forma Marvel se las ha apañado para convertir al Hombre Hormiga en un éxito cinematográfico.

Sigue leyendo

Anuncios

Un fontanero y un mono con los días contados

Un fontanero, una dama en apuros y un mono: con esos elementos, Shigeru Miyamoto montó su primer videojuego, y si uno debe dar crédito a lo que se cuenta, creó nada menos que el género de los juegos de saltos y plataformas e inauguró el uso de escenas de vídeo (cutscenes) en los videojuegos, organizando de paso una lucrativa industria paralela de venta de peluches, series de animación y comics basados en los personajes del juego.

Sigue leyendo

Deus Ex Machina

Deus Ex Machina es uno de los primeros casos de hype exacerbado de la industria de los videojuegos. Un seguimiento intensivo en las revistas de la época, algunas informaciones fragmentarias sobre la premisa del juego, tomar el control de una vida artificial que se rebela contra sus creadores, una carátula con un diseño magnífico, de lo mejor que tiene el juego… Tuvo todos los ingredientes, incluso el desenlace final con el desencanto de los compradores que no veían lo que les habían prometido, unas ventas bastante modestas y una piratería galopante que acabaron por convencer a su creador, Mel Croucher, de que era mejor dedicarse a otra cosa.

Sigue leyendo

Welcome To Valkyr

Un pequeño detalle basta para dejar un recuerdo imborrable, cuando ese detalle es algo absolutamente nuevo. Para mí, el breve “Welcome to Valkyr” con que nos saluda este juego al empezar cada partida fue algo así. En su momento, sólo pude tener una copia pirata de este juego, y no creo que pudiera utilizarla más de diez veces antes de que dejara de funcionar, pero aquello bastó para dejarme el “Welcome to Valkyr” grabado a fuego. Tanto como para que cuando años después me propuse reconstruir mi colección de MSX, este fuera uno de los primeros juegos que traté de conseguir.

Sigue leyendo