El Futuro de las Reclamaciones

Me encantan las historias de futuros distópicos, ya lo he comentado alguna vez. Hay pocas formas de ficción que puedan inspirar tal sensación de intranquilidad, si son capaces de crear situaciones que uno piense que podrían llegar a ocurrir (y no historietas inverosímiles al estilo de “Los Juegos del Hambre”, “El Corredor del Laberinto” y otras tantas novelas juveniles últimamente de moda). Y ahí debo agradecer a “Remember Me” que me haya presentado otro pequeño aspecto de ese futuro horrible y aterrador que nos espera: el futuro de las reclamaciones.

Sigue leyendo

Anuncios

Persiguiendo Recuerdos

Las historias de sociedades distópicas siempre me han resultado interesantes. Por eso lo primero que me ha impulsado a jugar a Remember Me ha sido su argumento. Y la verdad es que tiene sus cosas interesantes, como esa protagonista con la memoria dañada, que lucha sin saber muy bien por qué o para quién, o si está siendo manipulada por la voz que suena en su cabeza, muy a lo Philip K. Dick (por no mencionar lo bien que le sientan los vaqueros). Pero no deja de ser la enésima iteración sobre el tema de un futuro arrasado por las guerras, las grandes corporaciones y el cambio climático, y la idea del control y tráfico de recuerdos no es tan nueva.

Sigue leyendo