Un fontanero y un mono con los días contados

Un fontanero, una dama en apuros y un mono: con esos elementos, Shigeru Miyamoto montó su primer videojuego, y si uno debe dar crédito a lo que se cuenta, creó nada menos que el género de los juegos de saltos y plataformas e inauguró el uso de escenas de vídeo (cutscenes) en los videojuegos, organizando de paso una lucrativa industria paralela de venta de peluches, series de animación y comics basados en los personajes del juego.

Sigue leyendo

Anuncios