Muerto antes de empezar

La muerte de uno de los protagonistas de Final Fantasy VII es uno de esos momentos icónicos de los videojuegos. Ya en su momento fue un bombazo: te lo contaban tus amigos en el colegio, medio incrédulos de que algo así pudiera pasar en un videojuego. Lo contaban los protagonistas de mangas y series de animación japonesas, en una suerte de derribo no sé si de la cuarta, la quinta o qué pared. Los redactores de las revistas de videojuegos, pese a saber que no debían destripar los argumentos de los juegos, no podían resistirse a mencionarlo.

Sigue leyendo

Anuncios