El Futuro de las Reclamaciones

Me encantan las historias de futuros distópicos, ya lo he comentado alguna vez. Hay pocas formas de ficción que puedan inspirar tal sensación de intranquilidad, si son capaces de crear situaciones que uno piense que podrían llegar a ocurrir (y no historietas inverosímiles al estilo de “Los Juegos del Hambre”, “El Corredor del Laberinto” y otras tantas novelas juveniles últimamente de moda). Y ahí debo agradecer a “Remember Me” que me haya presentado otro pequeño aspecto de ese futuro horrible y aterrador que nos espera: el futuro de las reclamaciones.

Sigue leyendo

Anuncios

La belleza oculta

Dodonpachi: Resurrection y Deathsmiles son dos auténticas rarezas, dos juegos arcade que en estos tiempos de descargables y tiendas online han disfrutado de un lanzamiento físico. Lo han hecho de la mano de Rising Star, con quien tenemos numerosas deudas de gratitud por atreverse a traer a Occidente juegos así, destinados a segmentos minoritarios del mercado de los videojuegos.

Sigue leyendo

Nuestros Miedos

Nuestros miedos más auténticos se generan durante nuestra infancia. Muchos de nosotros posiblemente tengamos algún miedo íntimo que podría rastrearse a algún acontecimiento traumático de nuestros primeros años. Pero el resto de nuestros miedos son sorprendentemente comunes. Todos los niños pequeños tienen miedo prácticamente a las mismas cosas.

Sigue leyendo

La luz al final del túnel

Siguiendo la línea de mi último post, hoy traigo otro vídeo un tanto morboso, en este caso del pequeño juego Death, que se distribuye a través del portal de juegos indie de Xbox 360.

En la superficie no tiene nada especial. Es un juego de ritmo, en el que hay que pulsar los botones que van apareciendo en la pantalla con la cadencia adecuada. Comienzas viendo unas luces en el techo, algo que podrían ser los focos de un quirófano, pero paulatinamente vas perdiendo la consciencia y te encuentras en un túnel con una luz al fondo. Las indicaciones de los botones que tienes que marcar también se van haciendo menos claras. En cambio, el latido de tu corazón, que marca el ritmo con que tienes que pulsar los botones, se vuelve más fuerte.

Sigue leyendo

Persiguiendo Recuerdos

Las historias de sociedades distópicas siempre me han resultado interesantes. Por eso lo primero que me ha impulsado a jugar a Remember Me ha sido su argumento. Y la verdad es que tiene sus cosas interesantes, como esa protagonista con la memoria dañada, que lucha sin saber muy bien por qué o para quién, o si está siendo manipulada por la voz que suena en su cabeza, muy a lo Philip K. Dick (por no mencionar lo bien que le sientan los vaqueros). Pero no deja de ser la enésima iteración sobre el tema de un futuro arrasado por las guerras, las grandes corporaciones y el cambio climático, y la idea del control y tráfico de recuerdos no es tan nueva.

Sigue leyendo