Deus Ex Machina

Deus Ex Machina es uno de los primeros casos de hype exacerbado de la industria de los videojuegos. Un seguimiento intensivo en las revistas de la época, algunas informaciones fragmentarias sobre la premisa del juego, tomar el control de una vida artificial que se rebela contra sus creadores, una carátula con un diseño magnífico, de lo mejor que tiene el juego… Tuvo todos los ingredientes, incluso el desenlace final con el desencanto de los compradores que no veían lo que les habían prometido, unas ventas bastante modestas y una piratería galopante que acabaron por convencer a su creador, Mel Croucher, de que era mejor dedicarse a otra cosa.

Sigue leyendo

Anuncios

Terrores Nocturnos

Gracias al fenómeno indie, en los últimos años estamos teniendo la suerte de vivir una auténtica edad de oro de los videojuegos. Incluso yo, que siempre he sido más afín al mundo de las consolas que al de los compatibles, paso cada vez más tiempo jugando con mi PC. Es indudable que este sector está creciendo continuamente, hasta el punto de que “indie” ya no es ni mucho menos sinónimo de “muy bajo presupuesto”.

Sigue leyendo

El Futuro de las Reclamaciones

Me encantan las historias de futuros distópicos, ya lo he comentado alguna vez. Hay pocas formas de ficción que puedan inspirar tal sensación de intranquilidad, si son capaces de crear situaciones que uno piense que podrían llegar a ocurrir (y no historietas inverosímiles al estilo de “Los Juegos del Hambre”, “El Corredor del Laberinto” y otras tantas novelas juveniles últimamente de moda). Y ahí debo agradecer a “Remember Me” que me haya presentado otro pequeño aspecto de ese futuro horrible y aterrador que nos espera: el futuro de las reclamaciones.

Sigue leyendo

Rey de las Tormentas, Devorador de Hombres

Mientras me libro de mi último ataque de “fiebre demoníaca” (y, de paso, también de la fiebre normal, que me ha atacado estos días), aprovecho para poner unos vídeos de mi última partida a Demon’s Souls. El primero es del Rey de la Tormenta, posiblemente un nombre demasiado bonito y altisonante para lo que resulta ser una especie de polilla gigantesca y asquerosa. Jugar a este nivel en el modo Nuevo Juego+ resulta bastante satisfactorio, no por poder matar al “Rey” en sí, que, empleando la espada “Soberano de las Tormentas” que el juego amablemente nos regala en este nivel, tampoco es muy difícil en la primera pasada, sino para darse el gustazo de acabar con toda su prole. En una primera partida, y con un equipo poco adecuado, esos bichos voladores que te acribillan a aguijonazos mientras te arrastras por unos acantilados estrechísimos, volando siempre un poco más allá de tu alcance, son un auténtico martirio. Pero con un poquito de espacio y un buen arco la cosa cambia.

Sigue leyendo

(No) Estás Solo

Hace poco comentaba que, debido a la proliferación de guías, vídeos o foros, juegos que antaño tenían una dificultad que rayaba en lo imposible como Rings of Power, de repente se convierten en títulos que uno puede completar cómodamente en un par de semanas. Muy pocos desarrolladores han sabido cómo lidiar con esta arma de destrucción masiva del balance de dificultad de los juegos, salvo pidiendo educadamente a sus jugadores que no consulten estas ayudas externas. From Software, con sus juegos de la saga Demons/Dark Souls, han sido de los pocos que lo han conseguido.

Sigue leyendo

Qué dulces jovencitas

Quien diga que jugando a videojuegos no se aprende nada, es que no ha jugado a Sweet Fuse. He aquí una ventana incomparable a la psicología y a los deseos de ese grupo social tan interesante que forman las jóvenes adolescentes japonesas, puesta a nuestro alcance en forma de novela gráfica interactiva.

Sigue leyendo